Comer modernamente: Freakshakes

Ya era hora. Por fin alguien ha decidido romper con el aburrimiento de “lo healthy” y ha inventado una bomba de calorías digna de admirar. Si tú también estás hasta las narices del té matcha, de la quinoa, de los green smoothies (aunque estos ya son muy de 2015), las semillas de amapola/sésamo/chía o de cualquier cosa que prometa hacer de tu vida una maravilla saludable, los freakshakes son para ti.

Pero ¿qué es un freakshake? En Olocomesolodejas lo hemos definido como un batidoconmogollóndecosasporencima. Y cuando digo mogollón no me refiero a unas virutas de colorines, no, me refiero a UN MONTÓN DE COSAS. A todas las cosas. Sin límites.

Debes dejar volar tu imaginación y, partiendo de la base del batido (puede ser de lo que quieras, claro) añades lo que más te guste. Galletas, helado, chocolate, sirope, golosinas, Pantera Rosa, gofres, cupcakes, la caja de galletas que tienes encima del mármol, un cucurucho, un croissant, tabletas de chocolate con avellanas enteras o lo que sobró de tu tarta de bodas. Cuanto “más ligero”, mejor.

Si quieres ser el rey de Instagram y convertirte en la envidia de tus seguidores ocultos (sí, sí, aquellos que miran tu IG stories pero que no se dignan a darte un maldito LIKE! #cabrones), debes comerte un freakshake y subirlo a las redes. Si no, querido amigo, no eres nadie. No te olvides de poner todos los hashtags que se te ocurran y please, deja ya de utilizar #foodporn, está más demodé que comer huevos Benedict.

Ahora me aburres si subes una foto de tu Buddha bowl repleto de rúcula y zanahoria. No quiero ver más té kukitcha en tacitas de Hello Kitty. Tampoco me interesa tu tostada de aguacate y salmón (con todo mi respeto al aguacate, obviamente) ni tus cookies veganas de pacotilla. Ahora lo que quiero ver es una foto de las 1.500 calorías que te vas a meter en el cuerpo. Quiero pensar que no soy la única que comete esos excesos y aunque después vayas a ir corriendo al gym para quemar semejante burrada, tus likes ya no te los quita nadie.

Esperemos que la moda de los freakshakes dure mucho y no se vea corrompida por los típicos grupitos de healthyfoodies que intentarán aligerar esta bomba. Nada de ponerle galletas integrales o yogur 0%, aquí hemos venido a comer y a engordar y a quien no le guste, que se coma una barrita de cereales para pájaros.

Laura Hernandez

Freakshakes Freakshakes 73bc3debba861e7e981764bb1512d643 Freakshakes Freakshakes

 

 

 

 

One Comment

on “Comer modernamente: Freakshakes
One Comment on “Comer modernamente: Freakshakes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *