Anoche ví por enésima vez Lost In Translation y hoy me siento como Bill Murray, es decir, hoy soy Dios. Y claro cuando eres Dios solo puedes ir a sitios finos porque sino tu aura te contrataca en forma de paranoias y esquizofrenia. Así que decido entramos a comer a esta taberna japonesa que dará mucho que hablar y que se llama Mako Bcn. Una pequeña taberna en la zona up del Born, alejados de la masificación foránea de este barrio, ya tocando a Trafalgar.

Nos sorprende la pequeñez del sitio y lo acogedor que es así de entrada. Una barra pequeña, dos mesas al fondo y al lado una mesa alta, luz tenue y mucha alma. Como es mediodía nos decantamos por hacer un menú de las dos opciones que tienen, variado de sushi y una caja de bento, nos decantamos por el segundo ya que siempre nos gusta apostar por lo diferente. Nos sirven una caja (ver foto) con sopa de miso, uramakis, pollo cocinado a baja temperatura junto con dos tipos de algas con repollo que esta para evitar y acabamos con un postre de brownie con te verde. Una maravilla de menú por 15 pavos a la altura de muy pocos y menos con esta calidad en cada uno de los platos. Un must a la hora de ir a comer y que pronto se ha convertido en nuestro sitio favorito. Larga vida a las tabernas japonesas.

Contact
C/ Lluis el Piadas 5
m-v: 13:30h - 16:30h
j-s: 20:30h - 23.30H