“El café debe ser caliente como el infierno, negro como el diablo, puro como un ángel y dulce como el amor.” Charles-Maurice de Talleyrand

Encontramos “Ruido de Fondo” de Don Delillo en el Cafe Central donde puedes ojear clásicos y hypes de la literatura mientras a cada paso el suelo se estremece a tus pies, confieso que tenemos debilidad por las cosas añejas y la cristalera que nos recibe después de elegir los libros que nos acompañaran en nuestra charla nos hace sentir elegantes. 

Todo aquí tiene connotaciones literarias, tomar un café rodeado de libros hace que nos dejemos llevar y fantaseemos con  la bella y mítica frontera entre oriente y occidente, la capital del Imperio Turco, Estambul , que inventó poco más tarde su propia modalidad de cafetería. En el año 1645 , son objeto del testimonio de un fraile que estaba de paso, quien describió lo que los turcos nombraban como (xiosk o quiosco ) Este xiosk es un balcón cubierto con su pabellón… donde los turcos acostumbran a ir a tomar tabaco y beber café. 

Lugar muy recomendable para ir a charlar, a escribir/trabajar ( tienen servicio de  wifi ) y a perderse en un maremoto de conocimientos, ya que organizan cursos de escritura. 

Sergi Barnet

Contact
El Café de la central
c/Mallorca 237
Barcelona