La taverna del suculent

El sol y sombra se apoderó de mi entrada en La Taverna del Suculent. Fue una tarde de primavera cuando asesiné mis miedos, huía de mi pasado y no alcanzaba a ver el futuro. El presente estaba enfrente.

Todo allí estaba teñido de autenticidad, el canallismo del Raval se trasladó a su barra, los regulars del lugar apoyaban sus codos unos a otros, el run run de la gente corrompía mis ganas de jarana. Pedí una caña (el típico sitio de barrio donde la tiran bien seguro) y medias raciones: canapé de piel de pollo, una exquisitez que me trasladó a una ciudad del sur desconocida, mollete de chicharrón y romesco, buñuelos de bacalao y jamón ibérico Maldonado. Poco a poco a base de cañas, mis miedos fueron suplantados por una euforia mientras el sol se perdía por el este.

La noche había llegado y con ella, un grupo de gitanos del barrio empezaron a hacer rumba en el local, el punto perfecto para perderse en la Barcelona canalla sin rumbo fijo pero con el estomago preparado para absolutamente todo gracias a La Taverna del Suculent.

Serge Barnet

DSC_0259 DSC_0270 DSC_0284

La Taverna del Suculent
Rambla del Raval, 39
933299707
http://suculent.com/la-taberna-inicio/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *