Doce Dos

El mejor Coffee Shop de Chamberí lleva poco tiempo abierto y es, de momento, reducido el número privilegiados que han descubierto este rincón. “Doce dos” presenta una estética nórdica y limpia en la que la el protagonista es el producto, su preciosa máquina amarilla Dalla corte “Mina”, el olor a café y los colores de sus estéticas y deliciosas galletas.

Tras todo esto se encuentran Dalber y Mara, dos hermanos brasileños afincados desde hace años en España y que a la vez han viajado y trabajado por Europa (en las paredes podemos ver las fotos de los lugares en los que han vivido juntos). Ella repostera formada en Le Cordon Bleu y con experiencia en lugares como NH Eurobuilding o con Jamie Oliver. Él se dedicaba al marqueting y decide dejarlo y formarse como barista de la mano de Pablo Caballero (mejor barista de España 2016). Así estos dos hermanos vuelven a juntarse en el camino e inician juntos un proyecto con cariño, mucho trabajo y cuidando al máximo cada detalle.

Y pasamos a hablar de lo que interesa, de lo que les interesa, el producto. Su café no rotará tanto como a los que estamos acostumbrados en otros Coffee Shops, quieren que sea de la máxima calidad y que el cliente lo aprecie y conozca. Ahora mismo sirven un Brasil Santos de 83 puntos, un café con cuerpo, notas de chocolate y caramelo que va perfecto cuando se pide con leche. Su tostador es ; de nuevo, Pablo Caballero de Mokka. Respecto a los dulces, a cargo de Mara, han ido cambiando desde su apertura. Como el concepto es take away, han ido probando formulas que aúnen la comodidad necesaria para tomarlo por la calle con la importancia de que el producto no se deteriore ni pierda su esencia en el trayecto. Perfeccionistas hasta la médula, han probado varias recetas y se han adaptado a los gustos del público hasta dar con algo nuevo y diferente, unas galletas y pastas de té de alta calidad en 10 sabores, que se pueden tomar en paquetitos de un solo sabor o en una tabla de degustación de 6 sabores (Frambuesa y chocolate blanco, albaricoque, dulce de leche, pistacho/ chocolate, naranja y café). Recomendamos esta última para descubrir tu sabor favorito, aunque seguramente todas te cautiven. También ofrecen muffins y si tienes ganas de salado, lo mejor es probar sus gofres de queso o de jamón y queso, receta original que no tardarás en repetir.

Hay mucha más historia que contar, pero es mejor que cada uno la descubra visitando este nuevo templo cafetero en la calle Galileo. Los dos hermanos te esperan para ofrecerte su mejor sonrisa y un trabajo bien hecho que merece cosechar éxitos.

Cristina V.

IMG_5851 IMG_5840 IMG_5847 IMG_5839 IMG_5837 IMG_5848 IMG_5844 TM3J8OU

Doce Dos
Galileo 70, Madrid.
Tfno: 910 17 70 25

https://www.facebook.com/DoceDosMadrid

Precio: Espresso 1,40/ Latte 1,80/ Flat White 2,20/ Cold brew 2,40/ Cookies 1 sabor 1,50€/ Degustación 6 sabores 3€/ Gofre queso 2,50/

One Comment

on “Doce Dos
One Comment on “Doce Dos
  1. Me he convertido en asiduo cliente de Mara (ladies first, always) y Dalber desde que conocí su cafetería, al poco tiempo de que lo inauguraran. A la par de ‘asiduo’, no exagero si digo ‘adicto’ también (más sobre esto en un momento).

    Ha de ser por mi formación en ciencias/ingeniería que siento particular predilección por la narrativa directa (al grano) y honesta (sin hipérbole, sea peyorativa o laudatoria), como la de Cristina V. la es. Así que puedo dar fe, a quienes aún no conozcan Doce Dos en persona, que lo que expresa en su reseña se ciñe rigurosamente a la verdad (sin omitir inadvertidamente algo que robe lustre a este negocio ni lo edulcore artificialmente tampoco).

    La pareja al frente hace honor al nombre del local, por lo Doce (‘dulce’, en portugués) y Dos (dúo) que es (como buenos hermanos que son). El nuevo cliente tendrá ante sí no sólo a un barista apasionado (que perfecciona sin cesar su técnica-arte para extraer del bruno oro en granos la última gota de equilibrado sabor) y a una repostera consumada (que convertirá en fervoroso creyente a quien pruebe cualquiera de sus creaciones artesanales), sino que, además, a unas personas en extremo gratas y de verbo versátil y ágil con quienes deleitarse en amena conversación.

    He dejado colar la palabra ‘adicto’ en el primer párrafo, y no infundadamente. Como con el ‘crack’ (del cual -aclaro por si acaso- no soy ni pienso ser consumidor), la degustación en una oportunidad de unas galletas de cacahuete (entonces en versión ‘Beta’), innovación de Mara (y 100% artesanas, como todo lo que confecciona), me dejó “colgado” en una sola toma. A partir de ese momento, para satisfacer mi dependencia química in crescendo, las adquiero por pedido especial en latas de un kilogramo. Si desea poner en cuarentena mi veracidad acerca de la calidad de estas (y demás) galletas, es libre de hacerlo, pero le invito a que se apersone a Doce Dos y compruebe de primera mano lo que afirmo.

    Por el lado del café, que la aparente simplicidad de la palabra no le engañe y pruebe de la mano (y pasión) de Dalber el amplio abanico de ingenios cafeteros que puede elaborar para usted, sean calentitos o fresquitos. ¿No es usted fan del café? Pídale entonces cualquiera de sus tés. Notará que, por ejemplo, que el Rooibos que le ofrece excede con creces lo que antes haya probado.

    Esta es mi honesta apreciación de Doce Dos. En una era de mediocridad culinaria masificada por las franquicias globales, sitios como éste, nutridos de la pasión de sus dueños, constituyen islotes de excelencia personal y una bocanada de aire fresco tanto para el sibarita como para el aún (pero por corto tiempo) no creyente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *